POLICLÍNICO SAN BORJA FOMENTA CULTURA DEL BUEN TRATO

Ponerse en el lugar del otro, significa que todos tenemos derecho a ser tomados en cuenta. Es aceptar nuestras diferencias como algo enriquecedor y brindar a los demás lo que queremos recibir. Proporcionar un trato adecuado dignifica a las personas, enriquece nuestra sociedad, facilita un buen ambiente laboral y una mejor sensación de bienestar en todos los integrantes.

En ese contexto, el 10 de julio, el Policlínico Naval San Borja brindó una charla sobre Derechos y Deberes de los pacientes de manera presencial y a través de la plataforma virtual zoom.

La academia a la que asistieron treinta y dos tripulantes, tuvo como objetivo concientizar, socializar y sensibilizar al personal de dicha Institución Prestadora de Servicios de Salud sobre los Derechos y Deberes de los pacientes, así como, información de interés sobre los familiares afiliados al sistema de salud de la Marina.

Los derechos en salud son un conjunto de principios y normas que promueven el acceso a los servicios de salud, a la atención integral de la salud, la prevención de enfermedades, el tratamiento, recuperación y rehabilitación de la salud, al acceso a la información y el consentimiento informado.

De igual manera, se les informó sobre la Ley N° 31333, ley que penaliza la agresión contra los médicos y cualquier personal de salud, para garantizar que su actividad no esté en riesgo.

Durante la charla también se resaltó la importancia de practicar una cultura del Buen Trato, enfatizando que es una forma de mejorar la calidad de atención y los resultados del tratamiento que se le brinda al paciente. Asimismo, contribuye en la reducción de costos y disminución del índice de reclamos en la IPRESS.

En adición, se brindaron algunos consejos para ofrecer una mejor atención:

  • Tener un trato profesional y digno con los pacientes es una manera de demostrarles el respeto y la consideración que merecen.
  • Ofrecer una atención de forma individualizada permitirá que los pacientes se sientan valorados.
  • Respetar el bienestar y la dignidad de los pacientes es una responsabilidad médica y contribuye a la calidad de atención que reciben.