Desde la inauguración de la nueva sede del Policlínico Naval San Borja en setiembre del 2017 la calidad de atención de los servicios de salud ha mejorado significativamente, lo cual se ve reflejado en la satisfacción de los usuarios (personal naval en actividad, retiro y familiares derechohabientes), que acuden cada día a la Institución Prestadora de Servicios de Salud.

 

Cabe mencionar que, debido al incremento de la demanda de los servicios de salud en medicina y odontología; y con el objetivo de mejorar la capacidad resolutiva del Policlínico Naval San Borja, se decide construir la nueva sede del Establecimiento de Salud, logrando cerrar de ese modo, las brechas de demanda de atención de la población naval y familiares con derecho de atención de la zona sur de Lima.

 

Actualmente, la nueva sede permite atender más de seis mil consultas médicas y tres mil consultas odontológicas mensuales. Cuenta con modernos ambientes y equipos de última generación, atendiendo especialidades como: medicina general, pediatría, ginecología, cardiología, urología, neumología, oftalmología, traumatología, gastroenterología, geriatría, otorrinolaringología, endocrinología, medicina física y rehabilitación, odontología, entre otras. Así como, un área de urgencias, ecografía, radiología y farmacia.

 

En ese contexto, la señora Julia LINDO Padilla de Saldaña (55), esposa del Técnico Segundo en situación de retiro, Roger SALDAÑA Tenorio manifiesta su satisfacción con la atención que viene recibiendo en el Policlínico Naval San Borja, destacando la labor del Servicio de Neumología en cuanto a la precisión del diagnóstico y la agilización de tiempos entre citas e interconsultas.

 

“Durante el mes de octubre acudí al Servicio de Neumología por unos problemas pulmonares e inmediatamente me realizaron los estudios por imágenes necesarios para precisar mi diagnóstico. Existe una labor articulada entre el Policlínico Naval San Borja y el Hospital Naval pues gracias a ambos nosocomios pudieron realizarme una tomografía y brindarme un adecuado tratamiento por el cual en seis meses seré reevaluada”, precisó.

 

Al respecto, el Jefe del Servicio de Neumología, Teniente Primero SN (MC) Miguel GIONZÁLES Aste, destacó que la Dirección de Salud de la Marina viene gestionando la adquisición de equipos biomédicos en las diferentes Instituciones Prestadoras de Servicios de Salud de la Marina, con el objetivo de obtener un mejor diagnóstico y la severidad de la enfermedad, es así que, en el Policlínico Naval San Borja se adquirió un Pletismógrafo, el cual se utiliza para medir parámetros orientados al diagnóstico de enfermedades pulmonares y/o cardiovasculares (fibrosis, asma, entre otros).

 

Agregó, “La pletismografía, da a conocer la evolución de la enfermedad a través de valores representados en gráficos, líneas y tablas, de ese modo, se logra un basal con controles posteriores para ver la evolución del paciente;  según sea el caso. Asimismo, permite detectar casos de función pulmonar al realizar un estudio rápido e indoloro denominado espirometría”.

 

Otra de las especialidades con mayor demanda de atención en la Institución Prestadora de Servicios de Salud es el Servicio de Odontología, el cual brinda servicios en especialidades como: Rehabilitación Oral, Endodoncia, Odontopediatría, Cirugía Oral, entre otras.

 

En relación a ello, la Oficial de Mar Segundo PON., Karen TORRES Mendoza (27), madre de dos niños, resalta la loable labor y dedicación del personal del Servicio de Odontopediatría, quienes en lo que va del año han atendido en reiteradas oportunidades a sus menores hijos, en prevención y tratamiento de salud oral (curaciones, restauración y estética, entre otros).

 

De igual manera, el Teniente Primero en situación de retiro, Francisco MONTJOY Patroni (57), quien recibe terapia en el Servicio de Medicina Física y Rehabilitación desde hace tres meses por dolencias en las rodillas y hombros refiere que el establecimiento de salud cuenta con personal de salud altamente capacitado y con una destacada calidad humana, quienes siempre están pendientes de cada detalle.

 

“He visitado el Servicio de Terapia Física y Rehabilitación en diferentes oportunidades por diversas dolencias que se me han presentado con el pasar de los años y quiero resaltar la minuciosa labor de cada uno de sus integrantes, aparte de su buen trato siempre dan un diagnóstico preciso y acondicionan las rutinas de ejercicios según la necesidad de cada paciente. En el Policlínico Naval San Borja la atención es la misma para todos, aquí no existe personal superior o personal subalterno, todos somos pacientes” sintetizó el oficial.

 

El Servicio de Medicina Física y Rehabilitación, se ocupa de la evaluación, tratamiento y seguimiento de los pacientes con enfermedades del sistema muscular y esquelético, que produzcan dolor y/o algún grado de limitación funcional, ya sea transitoria o permanente.

 

“Los diagnósticos más frecuentes por los que los pacientes acuden al servicio son problemas de columna, de ruptura del mango rotador, meniscopatías y hernias de columna con posibilidades quirúrgicas, que luego de recibir terapia física se han desestimado”, precisa la Doctora Susana VEGA Denegri, médico especialista en Medicina Física y Rehabilitación.

 

Mayormente, el tratamiento de una bursitis de hombro dura de tres a seis meses, mientras que, la terapia de columna de tres a cuatro meses dependiendo de la severidad de la lesión. Comenta también que, para calmar los dolores al inicio se realiza terapia analgésica, incluso previo a la consulta con el médico de la especialidad y al tener un diagnóstico certero, se realiza la recuperación funcional de actividad física, teniendo en cuenta que cada paciente es un ente individual; por lo que la atención es personalizada.

 

El Policlínico Naval San Borja cumple así el objetivo del Alto Mando Naval al disponer su funcionamiento en el año 1991; con el fin de descentralizar las atenciones de salud en el Centro Médico Naval “CMST” y así mejorar la calidad de atención de la familia naval.