La vigilancia epidemiológica, ha demostrado en las últimas décadas ser una de las herramientas más importantes que nos permite tener un conocimiento actualizado del estado de salud de la población, identificando precozmente los brotes o epidemias para su oportuna intervención y control. En ese contexto, es preciso resaltar la preocupación de la Marina de Guerra del Perú que, a través de su Dirección de Salud, norma la prevención de enfermedades realizando evaluaciones médicas al personal naval que viaja y retorna de regiones y zonas endémicas como es el Valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro, (VRAEM).

Precisamente, el 14 de enero en las aulas del Pabellón de Docencia de la Dirección de Salud de la Marina, 331 efectivos, entre Oficiales, Supervisores, Técnicos y Oficiales de Mar, recibieron charlas informativas, a cargo de profesionales de la salud, sobre las próximas evaluaciones médicas y preventivas que se les hará en este nosocomio, a fin de evitar enfermedades más complejas que hayan podido contraer en esta zona y que los puede conducir incluso hasta la muerte, ya sea por: Fiebre Amarilla, Malaria, Tétano, Hepatitis “A”, Hepatitis “B” y Hepatitits “C”, Chikungunya, Dengue, Zika, Tuberculosis, entre otras.

 

Este grupo humano, que acaba de retornar luego de permanecer un año en la mencionada y convulsionada zona del país, también ha participado de una interesante charla dictada por Licenciadas en Psicología del Área de Psiquiatría de DISAMAR, asimismo de un test psicológico con la finalidad de verificar con que síntomas y niveles de estrés han regresado.