A fin de tener la cantidad de unidades de sangre necesarias para brindar el soporte de hemocomponentes de forma eficaz y oportuna al personal naval y derechohabientes, debido a la emergencia sanitaria que está viviendo nuestro país por el impacto del Coronavirus (COVID – 19), y ante la reducción de donantes por el aislamiento social producto del estado de emergencia dispuesto por el gobierno, el 31 de marzo, por encargo del Jefe del Servicio de Medicina Transfusional y Banco de Sangre del Centro Médico Naval “Cirujano Mayor Santiago Távara”, Doctor William CASTRO Espejo, el equipo de profesionales de la salud a su cargo realizó una campaña de donación voluntaria de sangre en el Instituto de Educación Superior Tecnológico Público Naval – CITEN.

 

El acto altruista que permitirá salvar la vida de aquellos pacientes que se encuentren en estado delicado de salud y requieran de transfusiones sanguíneas se inició a las 09:00 horas. Es así que, luego de brindar las observaciones y destacar que los donantes voluntarios representan la fuente más segura de suministros de sangre se realizaron las entrevistas a treinta tripulantes voluntarios de los cuales veintitrés se encontraron aptos; acto seguido se procedió a la donación de sangre en un ambiente acondicionado en la sanidad del CITEN.

 

Al respecto, el Director del Instituto de Educación Superior Tecnológico Naval - CITEN

Señor Capitán de Navío Sergio COBOS Chávarri resaltó: “Este tipo de campañas son de suma importancia para la Marina de Guerra del Perú, conforme al compromiso social que desde sus inicios incentivamos a nuestros alumnos, con el fin de dar soporte a aquellos que lo requieran, sobre todo en esta etapa tan dura y difícil que nuestra población y país está viviendo con la pandemia Coronavirus (COVID – 19).”

 

Por su parte, el Técnico de cargo del Servicio de Medicina Transfusional, Técnico Segundo Raúl BARRENECHEA Vargas, precisó: “El objetivo de la campaña es tener el stock de unidades de sangre debido al estado de emergencia que estamos viviendo, así como, brindar un soporte oportuno de hemocomponentes al personal naval y familiares, en caso de emergencias y hospitalización con donantes voluntarios según las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Programa Nacional de Hemoterapia y Bancos de Sangre (PRONAHEBAS).”

 

Asimismo, a través de esta estrategia se busca incentivar la cultura de donación de sangre voluntaria durante la emergencia nacional, sin la necesidad de acudir a los hospitales.

 

Para donar sangre se requiere tener entre 18 y 55 años, pesar más de 50 kilos y gozar de buen estado de salud. Los varones pueden donar cada tres meses, mientras que las mujeres cada cuatro meses.

 

Cabe resaltar que, una unidad de sangre puede salvar la vida de hasta tres personas. En una operación se requieren entre tres y ocho unidades y en cada trasplante de órganos se utilizan, al menos, 15 unidades de sangre.