Como todo un guerrero, tras permanecer treinta días hospitalizado en el Centro Médico Naval “Cirujano Mayor Santiago Távara”, luego de sufrir un grave cuadro de neumonía, el Técnico Supervisor Enfermero retirado de la Marina de Guerra del Perú, Gaspar JIMÉNEZ Alvarado (93) pese a su edad y mediante un largo tratamiento, ha dado una gran muestra de su valía al vencer al temido coronavirus.

Hoy tras intensos días de tratamiento, Don Gaspar vuelve a casa junto a sus seres queridos y se convierte en un orgullo para la Marina de Guerra del Perú cuyo personal diariamente resguarda el país junto a miembros de las Fuerzas Armadas en medio del Estado de Emergencia Nacional.

Según se ha reportado, JIMÉNEZ Alvarado vive con su esposa, quien tiene ochenta y cinco años. Ambos trabajaron como enfermeros en el Centro Médico Naval, donde se conocieron y actualmente, forman parte de la población de más alto riesgo debido a la pandemia, que afecta especialmente a los adultos mayores.

Cabe resaltar que, el caso de Don Gaspar JIMÉNEZ es uno de tantos que, diariamente, encienden una luz de esperanza en medio de la incertidumbre que genera la crisis sanitaria en nuestro país.