Ante la presencia de la Ministra de Salud, Pilas MAZZETTI Soler, el 23 de octubre se inauguró la Sala de Enfermedades Infecciosas y Tropicales del Servicio de Enfermedades Transmisibles” del Centro Médico Naval “Cirujano Mayor Santiago Távara” y contó con la presencia del Comandante General de la Marina, Fernando CERDÁN Ruíz y por la Presidenta de la Asociación “Stella Maris”, señora María del Carmen LUNA de Cerdán, quienes acompañados de la Ministra de Salud se encargaron de la develación de placa y posterior corte de cinta.

Cabe mencionar que el área fue remodelada gracias al apoyo de la Asociación “Stella Maris” y de la Marina de Guerra del Perú y se encargará de atender al personal y familia naval diagnosticado con enfermedades como Dengue, VIH, Covid-19, TB extrapulmonar, entre otras que necesiten de tratamiento y/o hospitalización.

En el transcurso del evento la Presidenta de la Asociación “Stella Maris” destacó: “La obra recientemente inaugurada tiene como finalidad brindar una mejor calidad de atención al personal y familia naval, por ello, se han acondicionado ambientes sobre todo para los pacientes que tienen que estar aislados por presentar infecciones de alto riesgo.”

A su turno, el Comandante General de la Marina precisó que esta sala es la única de Enfermedades Infectocontagiosas y Tropicales con unidades de aislamiento estricto a nivel de las Fuerzas Armadas y Policía Nacional del Perú. “Nos sentimos orgullosos de la culminación de este proyecto y quiero destacar el esfuerzo de todo el personal de salud que trabaja en el área y a quienes exhorto a velar por el cuidado y alistamiento del material a su cargo”, concluyó.

Por su parte la Ministra de Estado en el Despacho de Salud resaltó la loable labor que viene desarrollando la Marina de Guerra del Perú y su inigualable aporte desde el inicio de la pandemia producto del COVID-19.

La Sala tiene una capacidad de dieciséis cuartos, implementados con camas clínicas, diecinueve en total de las cuales seis han sido destinadas para aislamiento estricto, con barandas, baños personales, televisores con señal de cable, ventiladores de pared, puntos especializados de suministro de oxígeno individual con el objetivo de optimizar el control y tratamiento de enfermedades infectocontagiosas como el COVID-19.

Asimismo, se cuenta con un área para “Medicina del viajero”, a fin de atender al personal naval que regresa de despliegues profesionales brindando tratamiento a enfermedades como: Sarampión, Malaria, Zika, Ébola y Leishmaniasis visceral. Una rampa de acceso directo para pacientes con enfermedades de alta transmisibilidad y alto riesgo biológico, sistema de flujo a presión negativa con filtro hepa y ultravioleta, un sistema al vacío de oxigeno medicinal, sala de espera, oficina de estrategia sanitaria, área de staff de médicos para reuniones multidisciplinarias, entre otros.