Gracias al apoyo y gestión de la Dirección de Salud de la Marina y a la oportuna intervención en el Centro Médico Naval “Cirujano Mayor Santiago Távara” por los profesionales de salud de dicho nosocomio, el 28 de agosto, el Sub Oficial Superior PNP Felipe PURCA Cabana (55), fue sometido a un trasplante de riñón exitosamente.

El Sub Oficial, quien recibía sesiones de hemodiálisis desde hace cuatro años en el Hospital de la Policía Nacional del Perú “Luis N. Sáenz” por padecer insuficiencia renal crónica terminal, permanece estable en la Sala de Cirugía de Varones (4 – 3) y viene siendo evaluado diariamente por el equipo de médicos de la Unidad de Trasplante Renal del Servicio de Cirugía del Centro Médico Naval “CMST”.   

Sobre la intervención, el Jefe del Servicio de Cirugía, Capitán de Fragata SN (MC) Fidel BRINGAS Pérez, refiere que la evolución ha sido favorable, ya que el riñón trabaja normalmente. “Están bajando los niveles de urea y creatinina y el paciente orina lo adecuado para su edad y peso. Es más, ya no requiere diálisis”.

El éxito de la operación, se debe a que en ella intervino un excelente equipo de profesionales médicos, conformado por cirujanos, nefrólogos, así como enfermeras y técnicas y, por otro lado, se debe también a la selección del riñón, la cual se realizó en el Instituto de Trasplante de Órganos y Tejidos de las Fuerzas Armadas, en base a la compatibilidad entre el donante y el receptor.

La intervención fue posible gracias al noble gesto de solidaridad y amor de los familiares de un paciente fallecido con muerte cerebral, quien fue trasladado del Instituto Nacional de Enfermedades Neurológicas “Santo Toribio de Mogrovejo” al Hospital Naval para la ablación.  

Cabe mencionar que dicha proeza médica permitirá que el Sub Oficial Superior PNP Felipe PURCA Cabana, mejore su calidad de vida y se reintegre a sus actividades a la brevedad.

Con mucha emoción comentó que por coincidencias de la vida, el 16 de noviembre de 1989 él donó uno de sus riñones a su hermano, sin imaginarse por supuesto, que año después pasaría por la sala de operaciones para ser intervenido quirúrgicamente pero esta vez como receptor.

“Agradezco sobremanera al Jefe del Servicio de Cirugía General, Capitán de Fragata SN (MC) Fidel BRINGAS Pérez, así como a los doctores Miguel ROJAS Armas y el Teniente Primero SN (MC) Percy SOLDEVILLA Collazos por el excelente trato y profesionalismo, que sin duda han sido la clave para mi recuperación”.