Las pruebas del VIH y la orientación constituyen un punto de entrada decisivo y esencial para la prevención, el tratamiento, la asistencia y los servicios de apoyo de la enfermedad, es así que, luego de dos semanas de jornada, el 7 de febrero, concluyeron las campañas preventivas de detección temprana de VIH realizadas en las diferentes Instituciones Prestadoras de Servicios de Salud de la Marina.

Las campañas preventivas, que estuvieron a cargo del Departamento de Gestión de Servicios de Salud de la Dirección de Salud de la Marina, se desarrollaron desde el 21 de enero hasta el 7 de febrero y permitieron que seiscientos cuarenta y siete personas se hicieran el descarte, teniendo como finalidad implementar una cultura de prevención y concientización en el personal naval y familiares derechohabientes que asisten a la Posta Naval de Ventanilla, Estación Naval de la Comandancia General de la Marina (COMESGEMAR), Policlínico Naval de Ancón, Hospital de la Base Naval del Callao “Practicante Manuel Ugarte y Moscoso” y B.A.P. Pisco.

La importancia de realizarse el examen se basa en que enterarse a tiempo de que se es seropositivo maximiza las oportunidades de que los infectados por el VIH tengan acceso al tratamiento, lo que a su vez disminuye en gran medida la morbilidad y la mortalidad vinculadas con dicha infección y evita que la madre transmita el virus al hijo.

Según la Organización Mundial de la Salud, recibir un tratamiento eficaz contra el VIH reduce hasta en un 96% la probabilidad de que una persona infectada transmita el virus a su compañero sexual.

Cabe recalcar que, la prueba de descarte de VIH es gratis, rápida y confidencial; es así que, luego del pre test de tamizaje voluntario durante los días de campaña, los asistentes interesados en hacerse el examen firmaron un consentimiento informado previo al procedimiento.